31925_10200724733019682_349924197_n

La cancha de tu hermana.

 

Ponele que entró casi pidiendo permiso,

ponele que nunca le darías la cinta de capitán.

 

Ponele que nunca fue la prioridad del DT,

pero bien que aprendió a patear con las dos piernas

y a quedarse después de hora para que lo llamen a concentrar.

 

Ponele que se fue a la B,

si,

pero también estuvo en las caravanas del ascenso,

y hasta mutó sobre toda la línea de defensa

para tapar huecos que algún que otro refuerzo no supo ocupar.

 

Ponele que siempre que llegan otros a él le toca el banco,

ponele que en la foto siempre sale atrás.

 

Ponele que todo esto que te cuento se le grabó en la camiseta,

ponele que se la quiso sacar.

 

Ponele que los señores que deciden cuenten una parte de la historia,

ponele que a él no lo dejen hablar.

 

Ponele que ahora a todos les importe que papeles firma el pibe,

ponele que todos ahora se visten de moral.

 

Ponele que se va y la rompe,

ponele que todos se acuerdan de su mamá.

 

Ponele que el sistema se disfraza de fútbol,

ponete vos, laburante, en su lugar.

 

 

La cancha de tu hermana.

Author: Titi Nicola